• 637 238 268
  • central@tuqma3d.com

Cómo iluminar cuadros – Combinación de luz y diseño

Cómo iluminar cuadros – Combinación de luz y diseño

cómo iluminar los cuadros

Un cuadro es un elemento que forma parte de la decoración del espacio, pero la iluminación para cuadros es también importante a la hora de considerar el forma global el estilo que se quiere conseguir en cuanto al interiorismo del espacio. Hay que considerar que en general luz y diseño son elementos que van de la mano. Una buena iluminación puede realzar un elemento, consiguiendo el resultado opuesto si está mal iluminado. Por lo tanto es un aspecto importante considerar cómo iluminar cuadros para que aporten estéticamente al espacio.

Cómo iluminar cuadros para que aporten armonía

El punto de partida para considerar cómo iluminar cuadros es el valor artístico que por sí tiene este elemento. El tamaño que tenga el cuadro, la técnica con la que se lo hizo, el material del que está hecho, el tipo y color de la pared de fondo, todos son elementos que se deben incluir en el estudio de luz y diseño para tener armonía y unidad.

Luz y diseño son elementos que trabajan juntos porque las luces y las sombras pueden actuar como elementos palpables. Si se crean sombras alrededor del cuadro, éste parece despegarse de la pared, con lo que se consigue profundidad en el diseño e interiorismo. Además el motivo en sí del cuadro puede aportar un sentido diferente al estilismo. En un diseño moderno, un cuadro con un estilo rústico puede darle calidez, o por lo menos un contraste a la decoración que puede ser atractiva.

El tamaño de los cuadros también debe considerarse para realizar un estudio de luz y diseño en un ambiente determinado y así saber cómo iluminar. Si es un pasillo u otro espacio pequeño, éstos deben ser de tamaño pequeño porque no hay perspectiva para apreciar una obra de grandes dimensiones. En estos casos la iluminación debe ser de tipo puntual y remarcando quizás el punto más importante del cuadro. En espacios amplios con cuadros de dimensiones mayores, la iluminación de cuadros puede o debe ser más plana y amplia.

Cómo iluminar cuadros en composiciones

El interiorismo recurre en ocasiones a composiciones de cuadros de dimensiones menores para componer un espacio mayor. En estos casos existen distintas posibilidades en cuanto a cómo iluminar cuadros de tal modo de conseguir distintos efectos. Si se hace una iluminación general a toda la composición, se transmite la idea de conjunto, pero si se hace una iluminación para cuadros en forma puntual e individual se realza más la unidad sobre el conjunto.

En los conjuntos de cuadros la horizontalidad tansmite tranquilidad y calma al espectador por lo que se recomienda este tipo de disposición. El ojo humano tiende siempre a la búsqueda de lo natural.

Sistemas de iluminación para los cuadros

Cuando se hace una iluminación para cuadros en forma puntual, se profundiza en el juego de luz y diseño creando elementos interesantes más allá del cuadro en sí. Esto es recomendable cuando la obra no tiene mucho valor en sí mismo. Si el valor es elevado, conviene que el cuadro tenga el protagonismo, por lo tanto lo mejor es una iluminación más plana que solo realce el contenido del cuadro.

La iluminación para los cuadros por medio de fibra óptica es la mejor solución para las obras que sean originales ya que ésta produce menos calor y por lo tanto cuida más la obra. Sin embargo el artefacto productor de la luz sí eleva su temperatura por lo que hay que mantenerlo alejado del cuadro.

Para obras no tan valiosas se puede ir a iluminaciones de cuadros con lámparas dicroicas o halógenas consiguiendo buenos resultados con ambos tipos.

Si los cuadros son acrílicos o fotografías, son capaces de soportar una iluminación más intensa, pero si se tratan de acuarelas o similares no debe darse una potencia mayor de 50W o de lo contrario la obra puede sufrir.

Para cuando se quiere realzar el contenido del cuadro en sí, el sistema conocido como ojo mágico es una solución novedosa y con buenos resultados. Consiste en un foco que se realiza específicamente para este trabajo y su característica principal es que no alumbra en exceso y tampoco produce reflejos con lo cual no tergiversa la imagen de la obra.

Tuqma

Deja tu mensaje